Inicio Contacto Mapa del sitio RSS
 
 
 
|
campaña
Exactas optimiza
El 44% del presupuesto de Facultad se utiliza en servicios. Con un mejor uso de las energía se puede diminuir el gasto sin perjudicar el trabajo.

Exactas optimiza

En los últimos años, la Facultad de Ciencias Exactas ha crecido y mucho. Ha crecido en personal, proyectos, carreras, asignaturas y actividades en general. Junto con este crecimiento, también ha crecido en laboratorios, aulas para docencia, talleres y otros espacios. La actividad que en ellos se desarrolla implicó también la incorporación de nuevos equipamientos, un incremento general en el uso de materiales y reactivos y muy notablemente ha incrementado el uso de la energía.

Todo esto se traduce en que este año, se espera que el porcentaje del presupuesto dedicado sólo al pago de energía y agua se aproxime al 44% de todo el presupuesto de la Facultad (descontando sueldos y salarios). Esto significa que, por ejemplo, la Facultad en su conjunto consumirá alrededor de $25.000 por cada día de trabajo, sólo en energía eléctrica.

Se ha tomado la decisión de disminuir ese consumo previsto, con la pretensión de redistribuir los recursos disponibles, optimizando el funcionamiento y fortaleciendo otras áreas del presupuesto. Con este horizonte, la Facultad implementará durante la segunda mitad del año 2017, una fuerte campaña de optimización energética y de servicios denominada Exactas Optimiza.

La campaña estará orientada a coordinar distintas acciones que, para ser razonablemente exitosas, requieren de un trabajo colaborativo entre los distintos niveles de dirección en aulas, laboratorios y oficinas, y de un gran trabajo de integración del conjunto de la comunidad alrededor del propósito perseguido. Muchas de estas acciones ya han sido motivo en otras oportunidades de recomendaciones por parte de distintas autoridades de la Facultad y los Departamentos. Exactas Optimiza pretende consolidar estas acciones desde una iniciativa institucional, mejorando su implementación e incorporando detalles que aumentarían el impacto pretendido.

Exactas Optimiza no es una campaña de ahorro, de manera que las acciones que se implementen no deben afectar en modo alguno las prestaciones que permiten el funcionamiento de las actuales actividades de docencia, investigación, extensión y administración. Todo este esfuerzo deberá ser llevado adelante por la gestión central, la de cada Departamento, la de los Laboratorios, Centros e Institutos de Investigación, sus áreas de mantenimiento y el de cada miembro de nuestra facultad.

Exactas Optimiza se organizará alrededor de cinco ejes, para los que se irán desplegando sucesivamente recomendaciones puntuales y herramientas comunicacionales que permitan instrumentar estas recomendaciones de la mejor manera posible. Estos cinco ejes serán: Iluminación, Temperatura, Informática, Equipos y Organización.

Acciones respecto de la iluminación

1)      Apagar las luces de aulas, oficinas administrativas, laboratorios, salas de reuniones o cualquier otra área, cuando no se necesiten.

2)      Aprovechar la luz natural en todos los ambientes en los que esto sea posible, procurando de este modo reducir la cantidad de luces encendidas. Este criterio debe estar presente en cada reforma de espacios.

3)      En la medida de lo posible, y cada vez que se realice una reforma de las instalaciones, reemplazar totalmente la iluminación artificial por lámparas fluorescentes compactas (CFL) y LED.

4)      Aprovechar la zonificación (encendido y apagado por zonas) de la iluminación y, siempre que sea posible, apagar durante el día las luces situadas en zonas cercanas a ventanas.

5)      Limpiar periódicamente las superficies de iluminación de equipos de iluminación. Esto mejorará la calidad de la iluminación y la posibilidad de uso de fuentes naturales de luz.

6)      Si se trabaja durante la noche, iluminar sólo las áreas que se necesiten.

7)      Instruir a los últimos en retirarse de los distintos espacios, que apaguen las luces o den aviso para que se apaguen cuando hayan terminado sus tareas.

8)      Si se va a pintar un espacio físico, para las paredes se procurará usar el color más claro que sea posible

Acciones del uso de computadores personales y periféricos

9)      Configurar todos los equipos para que entren en modo de stand by luego de no más de 15 minutos sin uso activo. No confundir la función de stand by con el de salva pantallas. Ésta última sólo reduce el consumo energético de los monitores que, con la actual tecnología de pantallas LED, no son las responsables del mayor consumo de los equipos.

10)   Apagar pantallas y monitores cada vez que se dejen de usar.

11)   Al final del día, en la medida que no se encuentren desarrollando una tarea específica, todos los computadores personales deben apagarse, incluyendo sus periféricos. Esto debe cumplirse estrictamente durante todos los fines de semana y períodos de días en que no sea necesario utilizar los equipos.

Acciones respecto de otros equipamientos

12)   Al terminar el día, desconectar fotocopiadoras, cafeteras, dispenser de agua, hornos microonda y todo equipo de uso cotidiano que no necesite mantenerse encendido.

13)   Al terminar el día, apagar todo equipamiento de laboratorio que no cumple funciones específicas en ausencia del personal y cuyas especificaciones técnicas lo permitan.

14)   Implementar recordatorios para apagar los equipos (cartelería, señalética, instructivos por mail). Dado que no es fácil establecer esta rutina cuando anteriormente no existe, estos instructivos deberán renovarse periódicamente mediante nueva cartelería, o información dirigida al personal de cada espacio físico, hasta alcanzar y estabilizar los objetivos propuestos.

15)   Implementar inspecciones periódicas para identificar fugas de energía en cada uno de los equipos disponibles en cada área. Se recomienda establecer esta inspección asociada a los protocolos habituales de mantenimiento funcional de los equipos, incorporándose como uno de los puntos a constatar.

Acciones respecto del acondicionamiento térmico de los ambientes

16)   Inspeccionar las aberturas para maximizar el aislamiento de los ambientes individuales, en la medida de lo posible. Estas acciones incluyen ventanas y puertas. Debe hacerse una cuidadosa revisión de las rendijas y cada vez que se necesite implementar el uso de burletes, renovar los que se encuentran dañados.

17)   Si el aislamiento de puertas y ventanas no puede ser resuelto de manera simple mediante burletes y accesorios similares, se hará un registro del problema y se comunicará al área de mantenimiento para que se ocupe de las reparaciones que sean necesarias.

18)   La instalación de nuevas aberturas, sean estas puertas o ventanas, deberán solicitarse con especial cuidado en la capacidad de aislamiento de los materiales y de las juntas. El costo invertido se verá redituado en el mediano plazo por el aislamiento energético.

19)   La instalación de nuevos equipos y el uso de calefacción o aire acondicionado deben estar necesariamente asociados al cierre y aislamiento de los ambientes.

20)   La apertura de puertas y ventanas de ambientes acondicionados térmicamente, se encontrará restringida y señalizada.

21)   Limpiar con la frecuencia establecida por el fabricante (habitualmente de 3 meses) los filtros de los equipos de aire acondicionado.

22)   El funcionamiento de los equipos calefactores en invierno será de 19°C.

23)   El funcionamiento de los equipos acondicionadores en verano será de 24°C.

24)   Ubicar estufas, muflas, heladeras, freezers, y todo equipo que disipe grandes cantidades de energía calórica, en espacios que no tengan acondicionamiento de temperatura, en la medida que esto sea posible.

25)   Revisar y renovar cada vez que sea necesario, los burletes de heladeras y freezers.

Acciones de carácter general

26)   En cada espacio físico, establecer en forma permanente un programa de mantenimiento del equipamiento eléctrico, electrónico, equipos de iluminación, estufas y equipos de aire acondicionado, que acompañan cada una de las acciones establecidas en los puntos anteriores.

27)   Estimular entre estudiantes, docentes, becarios, investigadores, personal de mantenimiento y administrativo, reuniones e intercambios de otro tipo para poner en común las acciones propuestas en esta campaña.

28)   Impulsar la distribución de la información y el material distribuido por la gestión central, además de la implementación de cualquier otra iniciativa que en cada uno de los ámbitos de trabajo permita naturalizar e incorporar a la rutina diaria estas cuestiones.

29)   Incorporar estos criterios a los instructivos generales de uso de laboratorios y talleres. Todo integrante nuevo deberá conocer e incorporar estas acciones, junto con las que se refieren a higiene y seguridad, uso de equipamiento, drogas y material de vidrio, por ejemplo.

 

Actualizado el 30/08/2017