Inicio Contacto Mapa del sitio RSS
Seguinos en Twitter
 
|
El edificio del Ex liceo se llamará “Abuelas de Plaza de Mayo”
La Dirección de Derechos Humanos presentó el proyecto al Consejo Directivo debido a que el 21 de Noviembre de 2017 se cumplieron 40 años de la primera acción pública de la organización. La propuesta cuenta con gran apoyo de la comunidad.

El edificio conocido como “ex liceo” carece de nombre. Actualmente está dedicado en un gran porcentaje a aulas de docencia sin pertenencia a un Departamento específico, y según una resolución del HCD sus aulas deberán llevar los nombres de las personas asesinadas y detenidas-desaparecidas por la última dictadura cívico-militar que pertenecían a la Facultad de Ciencias Exactas- explica el Dr. Mario Rentería- y en este sentido la denominación de Edificio Abuelas de Plaza de Mayo constituiría un cobijo simbólico de estos compañeros y compañeras, de sus luchas e ideales”, agrega el Director de Derechos Humanos.

La denominación constituirá un homenaje permanente a la lucha inclaudicable de las Abuelas en la recuperación de la identidad de las personas apropiadas y constituirá un eje local edilicio-denominativo junto a la Biblioteca Sergio Karakachoff del Colegio Nacional Rafael Hernández y a la Biblioteca Central María Adriana Casajús (compañera no-docente de Exactas detenida-desaparecida durante la última dictadura) .

Además de la imposición del nombre, se realizará un mural alusivo en una de las paredes del edificio que dan a calle 115, cerca de su puerta principal, ampliamente transitada por todos los integrantes de nuestra casa de estudio y de Facultades y colegios vecinos. El mismo será complementario del recientemente inaugurado en el edificio cercano de Electrotecnia, y también estará a cargo de la Prof.Terzaghi de la Cátedra de Muralismo de la UNLP y otros docentes yartistas de la Fac. de Bellas Artes que se sumen a los talleres donde deberán debatirse colectivamente las ideas y proyectos para su realización.

“En contextos políticos como el actual, resulta evidente que tal vez sólo los edificios de las Universidades Nacionales públicas y autónomas puedan homenajear y resguardar de manera simbólica -pero que se traduce en una defensa real diaria- a la Memoria, la Verdad, la Justicia, la Reparación y el Derecho a la Identidad sin sufrir prohibiciones o ataques”, afirma Rentería.

Historia de Abuelas

Ese día de 1977, las primeras doce Abuelas fundadoras se reunieron bajo un jacarandá en la Plaza San Martín de la Ciudad de Buenos Aires, luego de irrumpir en la ceremonia oficial para entregar valientemente sus “testimonios” (breve relato de la desaparición de sus hij@s y niet@s) al Secretario de Estado de los EEUU durante la presidencia del demócrata James Carter, Cyrus Vance. Así lo habían convenido en los días previos, durante la primera visita que Chicha Mariani realizó a Licha De la Cuadra en su casa, siendo ambas vecinas de nuestra ciudad en esos días. Allí comprendieron que debían trabajar juntas, que la búsqueda de sus niet@s no podía ser individual. Licha buscó a las otras abuelas que ya conocía de las rondas en Plaza de Mayo (Chicha nunca había estado en la ronda en Buenos Aires hasta ese momento) y acordaron la mencionada acción y primer encuentro. Fue la primera vez que estuvieron juntas las doce abuelas consideradas fundadoras. Ellas son: Mirta Acuña de Baravalle, Beatriz H. C. Aicardi de Neuhaus, María Eugenia Casinelli de García Irureta Goyena, Eva Márquez de Castillo Barrios; María Isabel Chorobik de Mariani, Delia Giovanola de Califano, Clara Jurado, Leontina Puebla de Pérez, Raquel Radio de Marizcurrena, Vilma Delinda Sesarego de Gutiérrez, Haydee Vallino de Lemos y Alicia Zubasnabar de De la Cuadra.

Primero se dieron a conocer como Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos. Pero luego fueron creciendo, la gente empezó a conocerlas y a llamarlas Abuelas de Plaza de Mayo. Licha De la Cuadra fue su primera presidenta y Chicha Mariani la segunda, hasta 1989, siendo Estela Barnes de Carlotto su tercera y actual presidenta. El prestigio, la ética, la búsqueda incansable y eficaz de los niet@s desaparecidos y los nacidos en cautiverio, y la inclaudicable defensa de los DDHH y la democracia por parte de las Abuelas, así como su reconocimiento en todo el mundo, ya es por todos conocido. También lo es su aporte sustancial al descubrimiento del Índice de Abuelidad, el cual permite identificar la relación de niet@s y abuelas a través del código genético y restituir así identidades, método científico tan relacionado con alguna de nuestras carreras. Dos de sus presidentas, Chicha y Estela, han recibido, más que merecidamente, el título honorífico de Doctor Honoris Causa de nuestra Universidad, en 2010 y 2002, respectivamente.

Actualizado el 22/03/2018
 
 
 
Documentos