Inicio Contacto Mapa del sitio RSS
 
 
 
|
Artículo publicado por el Diario El Día, 10 de abril de 2019
Empujan fuera del país a 2 mil científicos con más de diez años de formación
Apenas el 17,7% de los postulantes a la carrera de investigador científico fue aceptado en Conicet. El 50% menos que hace 4 años
Fachada del edificio de CONICET

 

"Los números de ingreso a carrera del Conicet demuestran que al modelo de país del gobierno actual le sobran 2.145 científicos". Así sintetizó el decano de la Facultad de Ciencias Exactas de La Plata, Mauricio Erben, el sentimiento que sobrevuela a la comunidad científica nacional y local tras conocerse, el viernes último, que apenas el 17,7% de los postulantes ingresó a la CIC (carrera de investigador científico).

Erben, químico, profesor universitario e investigador principal del Conicet, se refirió a los más de 2 mil doctores que, tras una década de formación con recursos del Estado, fueron dejados (valga la expresión) fuera de carrera.

"Este achique al que vienen sometiendo al sector de ciencia y tecnología trae aparejado el vaciamiento del programa de repatriación de científicos (Raíces), al tiempo que, lamentablemente, se empieza a observar el flujo contrario: un sistema que expulsa recursos humanos altamente formados, científicos que abandonan el país repitiendo un proceso de fuga de cerebros que ya hemos sufrido en épocas pasadas, cuando mandaban a los científicos ‘a lavar los platos'", recordó el químico.

Y realzó que "estos recursos altamente calificados son muy requeridos en los países centrales, por lo que la opción de emigrar aparece como una salida a la falta de oportunidades actuales. Se trata de científicas y científicos de muy diversas áreas del conocimiento, que se formaron tras muchos años de esfuerzo personal y también colectivo, ya que desarrollaron su tarea en grupos de trabajo, y además son producto del esfuerzo de la sociedad que sostiene a las universidades e instituciones públicas de ciencia y tecnología", subrayó.

 

"Cara es la ignorancia"

"El 10 de abril se recuerda el nacimiento de Bernardo Houssay", rememoró Erben, para apuntar que el eminente científico "dijo que ‘los países ricos lo son porque dedican dinero al desarrollo científico-tecnológico y los países pobres lo siguen siendo si no lo hacen. La ciencia no es cara, cara es la ignorancia'".

En ese contexto, realzó que "la lucha por mayor presupuesto para el sector encuentra a la comunidad universitaria y científica movilizada y unida en el reclamo, pues la ciencia y la tecnología representan soberanía nacional; deben ser herramientas de políticas públicas para mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo".

Hombres y mujeres de ciencia celebrarán hoy el Día del Investigador Científico con fuertes protestas en las principales ciudades del país. En La Plata, de 10 a 14, se llevará a cabo una Feria de Ciencia en Plaza San Martín.

Respecto de los recortes, Erben puntualizó que "pese a las piruetas discursivas del Secretario de Ciencia, Lino Barañao, que dice desconocer números básicos relacionados con el financiamiento de su propia área, la situación de ajuste en ciencia y tecnología es innegable. La participación del sector en el presupuesto nacional pasó de 1,53% en 2015 a 1,3% en 2019, según datos del ministerio de Hacienda. En tanto, en términos del PBI, de una participación del sector de 0,35% en 2015 se saltó a una de 0,25%", detalló.

"El 0,35% era bajo, pero ahora estamos mucho peor", disparó el doctor en Ciencias Químicas por la UBA e investigador superior del Conicet, Alberto Kornblihtt, quien calificó de "cínico" a Barañao por sus dichos.

¿Cómo impactó el anuncio del ingreso de apenas el 17,7% de postulantes a la CIC? "Deja a jóvenes muy altamente capacitados ante un panorama de desaliento", lanzó Erben, tras recordar que "once institutos de doble dependencia (UNLP-Conicet La Plata) están en la órbita de Exactas". Explicó: "Universidades, hospitales públicos y entes nacionales afrontan crisis similares, y el sistema productivo se encuentra en un escenario de recesión económica donde, día a día, se cierran empresas y se pierden empleos. Que en este marco, 2.000 mil doctores formados en laboratorios del sistema público se encuentren sin posibilidad de continuar su tarea como científicos y de realizar aportes en líneas de trabajo estratégicas para atender muchas necesidades sociales, es lisa y llanamente lamentable. Pero es que no parece ser este el objetivo del gobierno, que profundiza un modelo de economía cada vez más primario", sentenció.

 

Actualizado el 10/04/2019