Inicio Contacto Mapa del sitio RSS
 
 
 
|
Investigación
Nanomedicina: un nuevo concepto en salud
Esta tecnologia permite transportar un medicamento a aquellas zonas del cuerpo que lo necesitan , sin afectar al resto del organismo y podrìa mejorar tratamientos como la quimioterapia.

En el Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA) se viene trabajando en el área de la nanotecnología desde que esta comenzó a emerger como un tema de interés en otros centros y laboratorios de países desarrollados, tratando de aprovechar las propiedades que brinda la naturaleza en la escala manométrica, como una nueva oportunidad para atacar diversas problemáticas; menciona su director el Dr. Félix Requejo.
La Nanomedicina, en la actualidad, se presenta como un amplio y promisorio campo para aportar soluciones a numerosos problemas que se plantean en la medicina. Aunque aún estemos a cierta distancia de su aplicación en pacientes, los resultados en los laboratorios son muy alentadores. Desarrollamos investigaciones que comienzan con pruebas de concepto y deben seguir, señala el Dr. Requejo, una sinuosa secuencia de pruebas, ensayos y validaciones. Esperamos que esto se pueda traducir algún día cercano en nuevos tratamientos, más eficientes y menos traumáticos, al alcance de toda la población.

El aporte del INIFTA
Este instituto de doble dependencia (UNLP y CONICET), es pionero en investigaciones en el campo de la Nanotecnología; y si bien no es el único, uno de sus proyectos institucionales busca la aplicación de la Nanotecnología en la salud. En este sentido, existe un proyecto que integran grupos de las áreas Nanociencia y Nanotecnología, Cinética y Fotoquímica y Fisicoquímica Orgánica y de Sistemas Biológicos, del que forma parte la Dra. Mónica González, quien explica que "se está trabajando en función del aprovechamiento de la luz para usos médicos con Nanomateriales que poseen la particularidad de que se los puede derivatizar, es decir que se les puede adosar otras moléculas que tienen afinidad por ciertas partes de las células, o ciertas partes de la composición de nuestros tejidos". Esta importante cualidad permitiría poder transportar un medicamento a aquellas zonas del cuerpo que lo necesitan puntualmente sin realizar un recorrido invasivo para el organismo, como ocurre con algunas terapias utilizadas en la actualidad, como por ejemplo la quimioterapia.
Por otra parte, existe una problemática muy importante en el campo de la medicina que es la creciente resistencia de las bacterias a los antibióticos, a tal punto que se estima que en tres décadas las muertes por infecciones van a superar a las producidas por el cáncer; por eso, este equipo interdisciplinario del INIFTA está trabajando desde la Nanociencia para contribuir a buscar soluciones en este campo. La Dra. Patricia Schilardi menciona que "estamos diseñando recubrimientos para materiales que se utilizan habitualmente en implantes ortopédicos y dentales, que son susceptibles a la colonización bacteriana, y que eventualmente pueden provocar infecciones en el organismo".
La Dra. Schilardi menciona que estos materiales recubiertos con nanomateriales antimicrobianos ya lo están produciendo algunos laboratorios en Estados Unidos, pero a nivel local todavía no están desarrollados. En este sentido sostiene que "el aporte de estas investigaciones, desde el punto de vista social, es importante porque un desarrollo como este, que pudiera alcanzar los estándares de los materiales importados, redundaría en menores costos para el sistema de salud en general, y en una mejor calidad de vida para el paciente."
En la actualidad existen dos conceptos que se debaten en función de la incorporación de la Nanotecnología a la medicina, sostiene el Dr. Requejo; uno es mejorar la biocompatibilidad cuando se incorpora un objeto extraño a nuestro organismo, y propender con esta técnica a que no exista rechazo, como puede ser en un implante dental; y el otro concepto es la rapidez con que se integre el implante al organismo. Es decir, en el caso de un implante, lograr que el crecimiento celular en el entorno afectado sea lo más rápido posible sin infecciones. En la práctica, siguiendo con el ejemplo del implante, uno de los aportes de la nanotecnología consiste en el recubrimiento de la pieza a implantar con nanopartículas de plata (de conocida capacidad antimicrobiana) que pueden, además, ser funcionalizadas; es decir que se recubre su superficie con moléculas biocidas, por ejemplo antibióticos, para potenciar su acción, manteniendo la biocompatibilidad del dispositivo a implantar.
Hasta aquí esta especie de viaje al futuro en términos de mejorar nuestra calidad de vida empleando Nanociencia es claro y prometedor, y existen científicos de nuestra Universidad que ya están trabajando y aportando nuevos escenarios posibles; la pregunta que subyace es; ¿Qué empresa o Industria está dispuesta a invertir en Nanomedicina para introducir un nuevo paradigma para los tratamientos y prevenciones en la medicina tradicional? El desafío está planteado.

Actualizado el 19/03/2018