Inicio Contacto Mapa del sitio RSS
Seguinos en Twitter
 
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
Estudiar en Exactas

Conocé todas las carreras que se dictan en la Facultad. Toda la información para comenzar a estudiar.

 
 
 
 
Agenda
|
8vas. Jornadas de Agricultura Familiar
Las familias productoras dieron cátedra
Más de 500 participantes debatieron en paneles y talleres sobre el rol de la mujer rural, agroecología, tecnologías para circuitos cortos de comercialización hortícola y salud comunitaria.
Panel  en las  octavas Jornadas de Agricultura Familiar

En la Universidad Nacional de La Plata, la agenda de la agricultura familiar comienza a co- gestionarse con los protagonistas del territorio. Ese es el saldo más relevante que arrojaron las 8vas. Jornadas de Agricultura Familiar, que se llevaron a cabo en las Facultades de Ciencias Agrarias y Forestales y en la de Ciencias Veterinarias. Paneles sobre extensión y educación; mesas de trabajo sobre agroecología, salud comunitaria,  mujer y ruralidad; talleres  sobre envases para circuitos de producción y consumo de hortalizas frescas; experiencias de  tamberos maseros y productores porcinos del periurbano; debate sobre la situación de los técnicos de la agricultura familiar en los  organismos del Estado;  reunión del Foro de Universidades para la Agricultura Familiar de La Plata; muestra itinerante del Festival de Cine Rural de Bella Vista, Corrientes; presentación del libro "Soberanía Alimentaria y Desarrollo"; una radio abierta y el espacio tradicional de comercialización de los productores y productoras asociadas a la Feria Manos de la Tierra. Si algo distinguió a las  jornadas que se llevaron a cabo entre el 9 y el 11 de agosto  fue la rotunda participación de los productores y productoras de La Plata, Berisso, Berazategui y Florencio Varela: Tierra Fertil, Nueva Esperanza, UTT, API, Guayacán, Manos de la Tierra, Viñateros de Berisso, Olmos, Asociación 1610; El Pelibro Abasto, Guadalquivir, Motomendez, MPP-MTE; productoras del MOCASE de Santiago del Estero; familias tamberas de Punta Indio y ganaderos porcinos de San Vicente. Todos los paneles y talleres  los tuvieron como protagonistas. "El intercambio entre espacios de docentes, investigadores y organizaciones de productores fue muy positivo", advirtió el Coordinador Nacional de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), Nahuel Lavaggi. "Es muy necesario que las instituciones y la academia escuchen el quehacer, la lucha, las necesidades reales y profundas de los sectores con los cuales trabaja. En este caso, desde la Unión de Trabajadores de la Tierra, en los distintos paneles, planteamos tanto los laburos como las posibles articulaciones y la importancia del rol de la academia, sobre todo en la investigación y generación de un conocimiento articulado con los productores y que esté al servicio del proceso de transformación, como es la producción agroecológica, la construcción de canales alternativos de comercialización, la producción de bioinsumos. Estamos muy contentos con estas jornadas",  advirtió Nahuel Lavaggi, al término del encuentro.

Las jornadas son un espacio de articulación institucional que crece en cada edición. Este año organizaron el encuentro las facultades platenses de Ciencias Agrarias y Forestales, Veterinaria, Trabajo Social, Humanidades y Cs. de la Educación, Periodismo y Comunicación Social, Bellas Artes, Exactas e Ingeniería. Lo hicieron  junto al   INTA (a través del IPAF Región Pampeana y la AER La Plata- AMBA); el SENASA y la Universidad Nacional Arturo Jauretche. Todas estas instituciones trabajan con sus investigadores, extensionistas y técnicos vinculados al principal cordón hortícola del país, emplazado en La Plata, Berazategui y Florencio Varela, que abastece a más de 12 millones de personas con alimentos frescos.

 "Los cultivos intensivos siempre fueron secundarios en la currícula de nuestras facultades", advirtió el Decano de Ciencias Agrarias y Forestales, Ricardo Andreau. Sostuvo que el sector hortícola merece ser regulado y jerarquizado, una tarea conjunta que por las características del cinturón verde recae también en los municipios de La Plata, Berazategui y Florencio Varela y una realidad productiva que la Universidad debe abordar en toda su complejidad. "Estamos juntos en la academia y en el territorio, redoblando esfuerzos. Este año con la presencia de Brasil y Uruguay para compartir lo que sucede con todo el sector en la región", advirtió el investigador del INTA y docente de Veterinaria, Sergio Dumrauf, impulsor de esta iniciativa que ya suma su octava edición. "Desde el INTA nos involucramos desde la primera edición de estas jornadas, porque entendemos que es nuestro rol articular con las universidades y acompañar las demandas e iniciativas de las organizaciones que se gestan en el cordón hortícola. Este año pusimos el foco en el taller de envases para mercados de proximidad, una iniciativa que desarrollamos a partir de tecnologías demandadas por los horticultores, que venden bolsones de verduras agroecológicas en cadenas cortas de  comercialización. Un trabajo conjunto con la Universidad de La Plata, la Universidad Nacional de Quilmes, el SENASA, asociaciones de consumidores y organizaciones de horticultores de La Plata y Florencio Varela", advirtió el Director del IPAF Región Pampeana del INTA, Marcos Hall.

Universidad y territorio

¿Cómo pensar la relación entre la universidad y el territorio, desde qué orientación, cómo aportar a una mirada emancipatoria desde la universidad?. La pregunta la disparó el Secretario Académico de la Universidad Nacional de La Plata, Anibal Viguera, al sostener que es necesario pensar este vínculo en el marco de conflictos sociales y territoriales atravesados por asimetrías estructurales conformadas históricamente. Sobre la extensión, educación y territorio giró el panel de apertura de las jornadas, donde participó Viguera junto al Coordinador del Instituto EDUCAR del Movimiento Trabajadores Sin Tierra de Brasil,  Jacir Joao Chris; también estuvieron las referentes del Movimiento Campesino de Santiago del Estero, Patricia Pereyra junto a sus compañeras,  quienes se refirieron a la Escuela de Agroecología de la organización que  funciona con un sistema de alternancia entre las aulas y el monte. Se sumó al panel  el referente extensionista de Uruguay, Humberto Tommasino, quien recibió la distinción "Don José Lizarraga" a la trayectoria junto a la Agricultura Familiar. "Ustedes son muy generosos con esta distinción. Considero que aquí tenemos que reforzar el compromiso por una extensión crítica e integral, con transdiciplina que se articule  con los movimientos sociales, las organizaciones y  los asalariados del campo para socializar nuestros conocimientos". El referente de la Universidad de la República,  alertó sobre la situación que vive el Uruguay con los agricultores familiares que son desplazados por grandes capitales internacionales de Finlandia y Chile a los que se suman los pooles de siembra de soja transgénica de la Argentina. "Perdimos entre el 2000 y el 2011 el 20% de las unidades productivas de 1 a 100 hectáreas. De 56.000 explotaciones pasamos a 44.000 y el 85% de estas unidades son familiares. En nuestro campo uruguayo hay un fortísimo proceso de desaparición de la agricultura familiar. Por eso debemos romper con el mito de la universidad neutra. Esta debe ser una universidad donde se co-generen los conocimientos. El gran desafío es cómo generamos espacios de teorización con los sectores de la agricultura familiar para transformar los territorios. Tenemos que hacerlo con estudiantes organizados, docentes  críticos y junto a las organizaciones. Celebro este encuentro". Para la Secretaria de Extensión de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de La Plata, lo que se logró en estas 8vas. Jornadas fue el desarrollo de la visión transdiciplinar de la que habla Tommasino. "Aquí tenemos múltiples actores, pero más que nunca fueron protagonistas los productores, que estuvieron presentes con voz propia en todos los paneles y talleres. En este contexto adverso, vemos cómo las estrategias de las organizaciones de formar cuadros técnicos, da respuesta a la necesidad de acompañamiento cuando el Estado se retira".   

La voz de las mujeres rurales

"Pero si está todo en la web, por qué no se meten ahí y averiguan". Eso cuenta Carolina, de la Unión de Trabajadores de la Tierra, que les contestan los agentes del Estado cuando llegan a hacer una denuncia o piden asesoramiento por violencia de género. "Y resulta que en las quintas, no tenemos ni computadoras, ni tiempo, ni internet y muchas de nosotras somos mujeres golpeadas que necesitamos ayuda". La mesa de trabajo sobre mujeres y ruralidad, la más concurrida de las jornadas, fue coordinada por María Servat  de Manos de la Tierra y las abogadas que integran el Centro de Atención Jurídica Gratuita para Productores Agropecuarios Familiares. "Nos impactó el grado de participación y reflexión que se dio en este taller. El interrogante sobre el rol del varón fue muy fuerte y trazó una línea en este taller. Nos compromete a  fortalecer estos  espacios y a retomar estas preguntas para re-pensarlas en conjunto", advierte María Servat. La consigna del taller consistió en escuchar las propias voces y las experiencias territoriales que existen para construir una agenda de género de la agricultura familiar. Las productoras tomaron la palabra. Denunciaron que cuando piden ayuda, se encuentran con funcionarios de reparticiones públicas que las discriminan por ser mujeres, horticultoras, pobres y migrantes. "Si hoy siento que soy una mujer con valores, se lo debo a mi organización, la  UTT".  El espacio de género en la Unión de trabajadores de la Tierra se conformó a partir de las promotoras de salud comunitaria. Algo similar sucedió con el Movimiento MTE Rural La Plata y lo cuenta Yanel: "Antes en las quintas no teníamos tiempo libre, nunca hubiese pensado en estar en un lugar como éste. Participar en las rondas nos permite compartir cuestiones que en nuestra casa no se hablan, como el tema del cuerpo y nuestra sexualidad". Tanto el MTE Rural como la Unión de Trabajadores de la Tierra son  dos organizaciones que avanzan decididas sobre los derechos de las mujeres rurales. Pero no son las únicas. "El machismo está muy naturalizado y tenemos que trabajar con nosotros mismos  para desnaturalizarlo", reconoce Salvador Vides, referente de la Asociación de Productores Independientes de La Plata.  Esa naturalización que el patriarcado consolidó también en los espacios rurales, comienza a derribarse con mujeres que ponen en interpelación a sus compañeros, con quienes comparten el trabajo cotidiano en la quinta, en la familia y en la organización.  

 

Tecnologías Apropiadas

En este espacio el IPAF Región Pampeana del INTA coordinó un taller sobren los resultados de evaluación de  60 prototipos de envases para circuitos de producción y consumo de hortalizas frescas. Una iniciativa que realizan junto a la carrera de Diseño Industrial de la Facultad de Bellas Artes de La Plata, el SENASA, el Mercado Territorial de la Universidad de Quilmes, la Asociación de Consumidores Abuela Naturaleza y organizaciones de productores de La Plata junto a la Asociación 1610 de Florencio Varela. "Nos interesan estos bolsones que aquí se exponen y que reemplazarían a la bolsa camiseta con la que recibimos en nuestro nodo las hortalizas agroecológicas", contaron los integrantes de la Asociación Civil Abuela Naturaleza, que participaron del taller. Son de Morón y reciben los bolsones agroecológicos que se producen en el Cordón Hortícola de La Plata y Florencio Varela. El seguimiento se llevó a cabo desde el IPAF Región Pampeana, con los investigadores Edurne Battista y Sergio Justianovich;  junto a los docentes de la  cátedra de Taller V de Diseño Industrial de la UNLP, Polo Cortes y Martín Favre y el técnico de SENAF (Senasa) Teófilo Isla. Se presentaron en la Asociación de Productores Hortícolas San Roque, de Etcheverry, La Plata, que cuenta con 46 productores y con la Asociación 1610. "En el diseño de estos prototipos trabajamos junto al SENASA porque consideramos que esto es un insumo que le permitirá al organismo redactar una norma recomendatoria de cómo deben ser los envases de alimentos frescos en circuitos cortos  de comercialización", destacaron al término del taller los investigadores del INTA Edurne Battista y Sergio Justianovich. Los diseños probados reemplazan a la tradicional bolsa camiseta de plástico, para transporte y comercialización de hortalizas frescas. Se tuvo en cuenta la instancia de transporte para el aprovechamiento del espacio de los bultos en los camiones que llevan las hortalizas de las quintas a los espacios de venta y esos resultados presentamos en este taller". En todos los casos se utilizaron materiales sustentables, de bajo costo, que pueden ser cubiertos por emprendimientos de la economía social (recuperadores de diversos materiales, cooperativas textiles). En el taller se presentaron las evaluaciones de los productores de la Asociación 1610 y de un nodo de 30 consumidores que reciben cada 15 días esas hortalizas. "Cotejamos con los productores los diseños para ver si eran adecuados a sus requerimientos. Es muy importante tener en cuenta que por las características que tienen estos dispositivos, que son de diseño abierto, se refuerza el proceso participativo que puede ser adoptado por las organizaciones de productores".

Cine Rural

Un festival donde las películas dialogan y no compiten. Eso es lo que dijo Lucrecia Martel cuando pasó por el Cine Rural de Bella Vista, Corrientes, donde 700 jóvenes de escuelas rurales viven dos días de cine con una programación  en la que sobresalen producciones locales y latinoamericanas. De eso  habló  René Oviedo, el mentor de esta iniciativa, que llegó hasta La Plata para compartir dos cortos y un documental de la última edición del Festival de Cine Rural de Corrientes. Músico, periodista y comunicador de la EEA Bella Vista del INTA, este joven entusiasmó a los productores platenses, que ya sueñan con una versión itinerante del Festival correntino en el cordón hortícola. René Oviedo concibe el cine como un espacio de construcción de identidades. Para él la noción de ruralidad fue consolidándose históricamente a través de  estereotipos que cristalizaron la centralidad de la pampa y un puñado de imágenes vinculadas al rancho, la tierra, la soledad, el gaucho, el mate, el arado.  "Creemos que debemos cuestionar si es esa la única construcción identitaria de lo rural, y si la hegemonía de esas imágenes no nos han permitido mirar lo cercano, aquello que está todos los días ante nosotros tratando de visibilizar otro campo, otra historia".  Bajo esa tensión, cuenta René que surge en 2015 el primer Festival Regional de Cine Rural de la Argentina, hecho en el INTA Bella Vista (Corrientes), con la idea de proponer una pantalla para las miradas que no se ven cotidianamente, la de los jóvenes que habitan territorios rurales diversos y complejos. "Poder contribuir a la deconstrucción de miradas únicas y naturalizadas sobre lo rural, desde el enfoque de la educación popular y los procesos asociativos emergentes, forma parte del desafío". 

Las 8vas. Jornadas de Agricultura Familiar culminaron. La agenda para las universidades, los organismos técnicos y las organizaciones de productores ya tiene un territorio común y la consolidación de un conjunto de temas y demandas, en un espacio de construcción dialógica  donde los productores también pueden dar cátedra.

Por Cora Gornitzky y Germán Gonaldi (IPAF Región Pampeana). Fotos: Paula Aguilera/GECOM-INTA.

 

 

Actualizado el 15/08/2018
 
 
 
siu-guarani_chico