Inicio Contacto Mapa del sitio RSS
 
 
 
|
Garantizar el derecho a la salud colectiva
Exactas: lista para diagnosticar COVID-19
El Programa Laboratorio de Salud Pública, junto a otros centros e institutos de la Facultad y a laboratorios de Medicina y Veterinaria, identificarán pacientes infectados con coronavirus
persona utilizando una pipeta

Las Facultades  de Ciencias Exactas, Ciencias Médicas y Ciencias Veterinarias de la UNLP han constituido un dispositivo de análisis a disposición de la red nacional de laboratorios destinados a identificar pacientes con el SARS-CoV-2, el agente infectante de la actual pandemia. A partir de  gestiones frente al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y el Instituto Malbrán dependiente del Gobierno Nacional, los laboratorios ponen a disposición instalaciones y equipamientos necesarios para recibir y procesar muestras de pacientes sospechosos de estar infectados por el virus.

Centraliza el trabajo del grupo de la UNLP el Programa de Extensión Laboratorio de Salud Pública, que cuenta con un laboratorio clìnico acreditado (normas IRAM-ISO 15189:2012) apto para el diagnóstico viral y que cumple con las condiciones de bioseguridad necesarias, y tiene acceso al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SIISA).  De este dispositivo participan investigadores del Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos (IIFP-UNLP-CONICET) del Instituto de Biotecnología y Biología Molecular (IBBM-CONICET-UNLP) , del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI-UNLP-CONICET) y del Centro Regional de Estudios Genómicos (UNLP), todos con sede en la Facultad de Ciencias Exactas, sumados a otros centros y laboratorios de las Facultades de Ciencias Veterinarias y Ciencias Médicas.

El decano de Exactas, Mauricio Erben, destacó "la enorme disposición de los profesionales del Laboratorio de Salud Pública, y también de los docentes e investigadores de los institutos de investigación dependientes de la Facultad que han aportado ideas y puesto las capacidades experimentales y los recursos humanos calificados al alcance del proyecto. Estas acciones -agregó- son coordinadas con las autoridades de presidencia de UNLP y las Facultades de Ciencias Médicas y Ciencias Veterinarias".

El Instituto Malbrán, como cabecera de la red y referencia local de la Organización Mundial de la Salud, está transfiriendo la capacitación específica sobre la identificación del SARS-CoV-2 en muestras de los pacientes y la provisión de los insumos necesarios adquiridos por el gobierno nacional. Por su parte, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, está incorporando a la UNLP como parte de sus centros de derivación de muestras, en la logística de dilucidación de la progresión de la pandemia en territorio provincial.

La Bioquímica Rosana Toro, coordinadora de esta iniciativa, remarcó la importancia de contar con más centros de diagnóstico, dado que el mismo es clave para identificar las rutas de transmisión y propagación del virus, aportando significativamente a precisar con sintonía fina las políticas de salud pública pertinentes. "Sabemos que las medidas de aislamiento que rápidamente se han tomado, permitirán retrasar la circulación del virus, pero cuando este fenómeno se dé va a ser fundamental contar con una respuesta diagnóstica más eficaz que la que actualmente está funcionando", indicó Toro. "Como el diagnóstico se lleva adelante con una técnica que no está generalizada entre los laboratorios de análisis clínicos, es importante que los centros que cuenten con esta capacidad se pongan a disposición como un engranaje más de todo el sistema de salud" finalizó. Precisamente uno de los aprendizajes adquiridos por la expansión del SARS-CoV-2 en los primeros países afectados, a los que ha golpeado hasta prácticamente colapsar sus sistemas sanitarios, es que la rápida identificación de los pacientes permite tomar medidas para la disminución de la tasa de internaciones, lo que permite disminuir finalmente la morbimortalidad de la enfermedad.

Al día de hoy, la confirmación de la infección con SARS-CoV-2 para un paciente no modifica sustancialmente el tratamiento de sus síntomas, pero es muy importante para ratificar las medidas que evitan los contagios, la propagación de la enfermedad y para hacer un seguimiento de la epidemia. Esto significa que el mayor valor del diagnóstico en las etapas de expansión de la epidemia, radica en la caracterización de sus focos, lo que permite tomar medidas de aislamiento y contención de pacientes y probables infectados. 

De ahí el esfuerzo del sistema de salud por contar con la capacidad diagnóstica, que debe verse como un aporte a la salud del conjunto, más allá que a la de los propios diagnosticados. Se trata finalmente de garantizar el derecho a la salud colectiva.




 

Actualizado el 24/03/2020
 
 
 
Logo de la Universidad Nacional de La Plata con la leyenda "Universidad pública y gratuita".