Inicio Contacto Mapa del sitio RSS
 
 
 
|
Subsidio MINCyT
Amplían la capacidad de estudio del Laboratorio de Exactas
Arrancaron con 40 y están testeando 200 muestras diarias. Realizan validaciones de otros métodos diagnósticos y buscan avanzar en investigación y desarrollo de métodos propios de diagnóstico y vigilancia.

En el mes de marzo de 2020 el Laboratorio de Salud Pública (LSP) fue aprobado para formar parte de la red nacional de diagnóstico de COVID-19. Comenzaron analizando 40 muestras por día de hisopados naso-faríngeos y actualmente están testeando un promedio de 200 muestras diarias. Pero además de realizar pruebas diagnósticas (PCR) están realizando validaciones de otros métodos diagnósticos y a partir de la financiación de un proyecto  por parte del Ministerio de Ciencia y Tecnología (MINCyT) comenzarán con estudios de investigación y desarrollo de métodos propios de diagnóstico y vigilancia. Para estos métodos obtendrán proteínas virales en forma recombinante y anticuerpos monoclonales.

El subsidio otorgado por el Programa de articulación y fortalecimiento federal de las capacidades en ciencia y tecnología COVID-19 del MINCyT permitirá que el Laboratorio amplíe las actividades que realiza, sumando más tareas de investigación y vigilancia, afirma Guillermo Docena, director del consorcio. El mismo está conformado por diferentes grupos de investigación de la Facultad de Ciencias Exactas junto al Laboratorio de Salud Pública, dirigido por la Dra Rosana Toro y la Dra Laura Delaplace, y 3 establecimientos de salud: el Hospital Italiano de La Plata, el Sanatorio IPENSA y el Hospital San Juan de Dios de La Plata.

Al comienzo de la emergencia la Facultad de Ciencias Exactas acondicionó el LSP para diagnosticar COVID 19. Obtuvo todas las aprobaciones necesarias y a fines de marzo fue el primer laboratorio de la UNLP que comenzó a trabajar. Los investigadores e investigadoras de los Institutos de Exactas, que pertenecen además al CONICET y CIC, formaron un consorcio interdisciplinario  para abordar la problemática del COVID 19 desde diferentes aristas, como el diagnóstico, la validación de dispositivos, la vigilancia epidemiológica y la investigación.

Validación:

El LSP realiza el servicio de validación de ensayos para detección de componentes virales (ARN) -como los conocidos Neokit producidos entre el Laboratorio Cassarä y el Instituto Milstein, o el Chemtest que recientemente presentaron las Universidades de Quilmes y San Martín. El ANMAT, autoridad nacional que los aprueba, ha solicitado a los equipos que los desarrollan que validen su funcionamiento en tres laboratorios diferentes, y uno de ellos es del de Exactas, explica Docena. Pero además en el LSP están probando otros kits para detección de antígenos virales y anticuerpos específicos.

Vigilancia:

Por su parte el Laboratorio VacSal, que funciona en el Instituto de Biotecnología y Biología Molecular (IBBM), y trabaja dependiendo del Laboratorio de Salud Pública, realiza estudios de viglancia a través del análisis de pooles de muestras de hisopados de individuos de comunidades semicerradas. Esta técnica ayuda a reducir el número de test de PCR y de esta manera optimizar los recursos para el estudio de individuos asintomáticos en geriátricos, neuropsiquiátricos, etc.

También en el LSP se realizarán estudios de vigilancia en personal de Salud de establecimientos hospitalarios o sanatoriales. En este caso se estudiará la presencia de anticuerpos en sangre para evaluar la posibilidad que los mismos hayan estado expuestos al virus y hayan desarrollado inmunidad.

Investigación:

Otro de los desafíos que se plantea el consorcio es avanzar en métodos de caracterización de anticuerpos, que sirven como complemento al diagnóstico y también para estudiar la circulación viral, la protección y los niveles de inmunidad de la población. Estas herramientas serán muy importantes para cuando llegue el momento de la vacunación contra el Sars Cov-2 y se pueda monitorear la protección y memoria inmunológica en la población vacunada.

El Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos (IIFP) estará encargado de la producción de los anticuerpos monoclonales, mientras que el CINDEFI se ocupará de la producción de las proteínas virales. Luego el consorcio en su conjunto diseńará y optimizará los ensayos para detección de anticuerpos y proteínas virales en sangre y otras muestras biológicas de pacientes sospechosos o con diagnóstico de COVID 19. Finalmente, y como ya mencionamos, estos ensayos serológicos permitirán estudiar la inmunidad desarrollada en individuos que hayan recibido la vacuna para COVID-19.

Para llevar adelante este proyecto se firmó un convenio entre la UNLP y el Ministerio de Salud de la Provicnia de Buenos Aires. El laboratorio de Salud Pública recibe además financiación del Ministerio de Salud a traves de la provisión de diferentes reactivos y elementos de protección personal, y de la Facultad de Ciencias Exactas y de la UNLP que han acondicionado el LSP y proporcionado insumos y demás elementos de proteccio4n personal, además de capacitación en procedimientos de bioseguridad. Para la obtención del mencionado subsidio del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Producción de la Nación el proyecto recibió el aval y apoyo del Ministerio de Producción de la Provincia de Buenos Aires.

 

Actualizado el 22/07/2020
 
 
 
Logo de la Universidad Nacional de La Plata con la leyenda "Universidad pública y gratuita".