Inicio Contacto Mapa del sitio RSS
 
 
 
|
Articulo publicado por el diario Hoy, 4 de diciembre de 2017
Exactas y el Rossi investigan sobre la enfermedad de Chagas Mazza
La Facultad permite acceder a exámenes cardiológicos gratuitos que luego son analizados en el Hospital Desde el punto de vista educativo, posibilita la formación de estudiantes y graduados

 

Un grupo de investigadores, docentes y estudiantes de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP lleva adelante un importante proyecto de salud en el que, mediante la realización de electrocardiogramas gratuitos, avanzan en investigaciones sobre los distintos períodos de la enfermedad de Chagas; y esto, en estrecha correlación con profesionales del Hospital Rossi de la ciudad. 

Una pieza fundamental del equipo es Isabel Irurzun, profesora del Departamento de Física e investigadora independiente del Conicet. La doctora habló con diario Hoy  y explicó que se trata de la continuación de un plan sobre la enferedad de Chagas Mazza que se viene desarrollando desde hace más de 10 años. "Básicamente cooperamos brindando una herramienta diagnóstica que busca caracterizar los tres períodos de la patología y la variabilidad de la frecuencia cardíaca", detalló la investigadora. 

Para acceder a estos electrocardiogramas gratuitos que se realizan en el laboratorio de Salud Pública de Exactas no hace falta más que ser voluntario, es decir, no es necesario tener la sospecha de poseer una enfermedad o efectivamente padecerla, porque los profesionales de la Facultad trabajan sobre todos los casos: atienden a voluntarios sanos y enfermos. 

De hecho, la coordinación de Irurzun se basa en el despliegue de análisis matemáticos sobre las secuencias de los latidos del corazón en condiciones ambulatorias, es decir, con la persona haciendo su vida normal. Suele suceder que en dichas condiciones la secuencia de latidos puede cambiar, lo que se denomina como "variabilidad del ritmo cardíaco".

Al respecto, la investigadora explicó: "Estos cambios ocurren porque el corazón se va adaptando a las necesidades físicas de ese momento, en un colectivo, en una escalera o en la cama. El sistema nervioso autónomo es el que regula la adaptación que requiere el organismo".

La contraprestación: electrocardiogramas para el hospital

Ahora bien, los resultados de los estudios del corazón son utilizados para detectar patologías tempranamente, que van desde la enfermedad de Chagas hasta cardiopatías. Luego del diagnóstico, son los médicos profesionales del Rossi los que se hacen cargo de los pacientes.

Tal como explicó Irurzun, en el proyecto se reciben voluntarios para realizarles electrocardiogramas. Así se obtienen registros de individuos sanos y se conforma un grupo de control, para luego compararlo con estudios de pacientes chagàsicos.

Se trata de un proyecto de extensión multidisciplinar porque los resultados se vuelcan en la atención del paciente. "Se le hace el análisis y si tiene una patología lo reportamos al médico tratante del Rossi", relató.

La colaboración no se circunscribe a pacientes de la región, sino que se coordina con las provincias del norte del país, que son las más afectadas por la enfermedad chagásica. "Un médico en Formosa tiene cinco o seis casos para atender por día, y cooperando desde la ciudad con el Hospital Rossi se ayuda en los diagnósticos", afirmó la docente. 

La enfermedad de Chagas Mazza afecta al sistema cardiovascular, generando trastornos de conducción, arritmias y cardiopatía estructural. Es una enfermedad que tiene un período agudo de 15 días donde puede presentar síntomas y que evoluciona en 20 o 30 años, pudiendo conducir a la muerte en algunos casos.   En el norte, el Chagas es endémico siendo la picadura de la vinchuca la principal vía de transmisión .

 

Actualizado el 04/12/2017