Inicio Contacto Mapa del sitio RSS
 
 
 
|
Reconocimiento
La primera Emérita del Departamento de Ciencias Biológicas
Al recibir su diploma, la Dra María Cristina Añon agradeció su paso por la educación pública en todos los niveles y destacó el sentido colectivo en la investigación.
Marìa Cristina Añon

El estatuto de la UNLP establece la categoría de profesor/a extraordinario/a para reconocer a aquellos y aquellas docentes que,  con más de 65 años, y con el apoyo de las tres cuartas partes de los integrantes del Consejo Directivo que los propone, hayan desarrollado con una trayectoria sobresaliente. Los profesores Extraordinarios pueden ser Eméritos, Consultos u Honorarios. 

En la larga historia de la Facultad de Exactas  María Cristina Añón es la  primera Profesora Emérita del Departamento de Ciencias Biológicas y la segunda de la Facultad.  El antecedente más cercano es la designación de la Dra. Lía Botto,  que en  2011 fue nombrada como Profesora Emérita a propuesta del Departamento de Química. 

Al recibir el diploma de manos del decano, Dr Maurico Erben, María Cristina Añón agradeció a la educación pública por toda su formación desde la escuela primaria hasta el posgrado en la universidad e instó a defenderla en estos momentos críticos. Además, resaltó que consideraba que la distinción recibida era colectiva, porque todos sus trabajos fueron realizados en equipos  que incluyeron a sus colegas, discípulos y discípulas.

La Dra Añón comenzó su carrera docente en los años 70, como ayudante del curso de Química Biológica que dictaba el Profesor Gabriel Favelukes. Se doctoró en Ciencias Bioquímicas en la Facultad de Ciencias Exactas.  Su tesis doctoral fue la primera de nuestra facultad en el campo que hoy llamamos genética molecular.

"Antes del advenimiento de las técnicas de ADN recombinante, la única manera de estudiar un número discreto de genes era utilizar sistemas modelo basados en VIRUS, que son "paquetes de genes". Cristina Añón estudió el control de la expresión de genes durante el desarrollo de un bacteriófago que infecta a Bacillus subtilis.

Después de terminar su doctorado realizó los primeros estudios bioquímicos  serios sobre el virus Junín, que causa la fiebre hemorrágica argentina, para lo cual estuvo viajando a trabajar en el Instituto Nacional de Microbiología Carlos Malbrán porque en la facultad no había instalaciones apropiadas. Por ese trabajo recibió su primer premio en ciencia",  explicó el Dr. Romanowski, que tuvo a cargo la reseña de la trayectoria de la Profesora Añón.

Luego su carrera viró hacia la tecnología de alimentos, ingresando al Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos (CIDCA), donde aportó ideas y perspectivas originales. Dirigió el instituto desde 1985 hasta 2003, llevó y lleva adelante proyectos de investigación y desarrollo, coordina programas multicéntricos locales e internacionales, y realizó numerosos trabajos en vinculación con el sector socioproductivo. 

Permanentemente es convocada como experta en consejos asesores de universidades nacionales y extranjeras, el CONICET y el Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva.

Como docente hizo la carrera completa, desde Ayudante Alumna hasta Profesora Titular e Investigadora Superior del CONICET. También tuvo un rol fundamental en la creación de carreras como la Licenciatura en Ciencia y Tecnología de Alimentos y la  Maestría en Higiene y Tecnología de Alimentos (UNLP).

Obtuvo numerosos premios a lo largo de su extensa y prolífica labor científica y académica, fundamentalmente por sus trabajos vinculados a procesos de congelación de productos cárnicos y a sistemas que incluyen los productos derivados del pseudo-cereal americano conocido como amaranto.

Ha sido distinguida con el premio Bernardo Houssay, el Premio a la Labor Científica, Tecnológica y Artística por la Facultad de Ciencias Exactas, UNLP, y el Premio Konex de Platino, área Agronomía, Veterinaria y Alimentos.

Actualmente, es Miembro Titular de la Academia Nacional de Farmacia y Bioquímica de nuestro país, es Investigadora Asociada del Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (PEDECIBA) que depende del Ministerio de Educación y Cultura y de la Universidad de la República en Uruguay, y Coordinadora de Procesamiento de Alimentos en el Núcleo Socio Productivo Económico y del Comité Nacional del Centro Binacional Argentino-Chino de Ciencia y Tecnología de Alimentos del MINCyT.

 Visiblemente emocionada, no solo por el detallado y cálido resumen de su carrera realizado por Víctor Romanowski, sino también por sentidas palabras de su colega del CIDCA, Mabel Tomás, la Dra. Añón realizo numerosos agradecimientos. Especialmente mencionó al Dr. Alberto Sarachu "el Vasco", un inefable compañero de sus épocas de tesista,  al Dr. Gabriel Favelukes, quien instaló una nueva era de la bioquímica en nuestra facultad y al Dr. Oscar Grau  quien la guió científicamente en su tesis doctoral. 

 

Actualizado el 17/09/2018