Inicio Contacto Mapa del sitio RSS
 
 
 
|
Nuestros maestros
Dr. Trifón Ugarte
Fue un químico reconocido por su capacidad y dedicación a trabajo. El laboratorio donde desarrolló sus investigacones y ejerció la docencia lleva su nombre.
Profesor Trifón Ugarte

El Profesor Doctor Trifón Ugarte nació en Chuquisaca (Bolivia) el 18 de octubre de 1886  se graduó como  Doctor en Química en noviembre de 1913 la Facultad de Ciencias Exactas Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Fue Profesor de Química Analítica en el Instituto Nacional del Profesorado Secundario y Profesor Adjunto de Química Analítica en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Buenos Aires.

En  1922 llegó a nuestra Facultad, donde ganó el  concurso como  Profesor Titular de Toxicología y Química Legal de la Facultad de Química y Farmacia de la Universidad Nacional de La Plata donde realizó un rica carrera como científico y docente que culminó con el título Profesor Honorario como reconocimiento de sus servicios y capacidad.

Fue autor de numerosos informes y trabajos de investigación, entre los que se destacan: "Las corrientes de turbulencia en tubos capilares", "Preparación de jarabe yodotánico con 2 por mil de yodo combinado", "Los nuevos métodos de valuación rápida de yodo en los jarabes yodotánicos", "Nuevo método de valuación de cafeína en la yerba mate, café, te, nuez de kola y guaraná", "Nuevo método práctico y rápido para el dosaje de morfina en el opio y algunas preparaciones opiáceas", :"Método de evaluación rápida de teobromina en el cacao" y "Nuevo método de análisis inmediato sobre un centímetro cúbico de leche".

Fue designado para ocupar diversos cargos directivos y delegaciones en Sociedades y Congresos científicos y por el voto de sus colegas desempeñó en nuestra casa de estudios los cargos de Consejero Académico Suplente, Consejero Académico Titular y Delegado Suplente al Consejo Superior.

 A su muerte, en 1950,  el Consejo Directivo de la Facultad de Química y Farmacia de la Universidad Nacional de La Plata  resolvió dar su nombre al Laboratorio de la Cátedra donde durante tantos años  trabajó.  Al descubrirse la placa de bronce el orador designado pintó un semblanza de la cula compartimos algunos fragmentos:
"...Era  de aguda inteligencia, con amplio ingenio y fantasía. Era profundo en sus observaciones. Jamás reposaba en la duda. Tenía constante deseo de abandonar el error. Avido de saber, amaba la ciencia pura pero buscaba inmediatamente su mejor aplicación. Era infatigable. Trabajando en el laboratorio las horas no contaban en su vida. Cuantas veces, abstraído en un problema, olvidaba el almuerzo o la cena. Pero nunca perdía su bondad, su sencillez, el cariño a sus alumnos, el afecto a sus amigos, el amor a su esposa y sus hijos. Es que Ugarte pudo decir como Emerson: "En las relaciones con mi hijo, el griego, el latín y todo cuanto sé, para nada me sirven; solamente importa lo que de alma tengo"... En la cátedra como profesor, en su ambiente de trabajo como funcionario, en su hogar como padre, fluía esa rectitud que nace en el corazón y la conciencia. No conocía el orgullo ni la vanidad. Sencillo, natural, algo despreocupado, trataba como igual suyo al hombre más humilde. Pero no toleraba la más mínima imposición. Nada que pudiera variar la senda de conducta trazada por la rectitud"

Investigación: Aldo Capana

Dpto. de Cs Biológicas FCE UNLP

 

Actualizado el 02/03/2015